VIAJE AL CUARTO DE UNA MADRE - HORARIOS: 18’40 h - IDIOMA: ESPAÑOL
  • Pincha en la imagen para ver el trailer

    Título original: Viaje al cuarto de una madre

    Duración: 94 min.

    Directora: Celia Rico Clavellino

    Reparto: Anna Castillo, Lola Dueñas, Pedro Casablanc, Adelfa Calvo, Marisol Membrillo, Susana Abaitua, Ana Mena, Silvia Casanova, Maika Barroso, Noemí Hopper

    País: España

    Clasificación: Todos los públicos

    Género: Drama

    Idioma original: Español

    Premios: Premio de la juventud en el Festival de San Sebastián 2018

    Sinopsis: Premio de la juventud en el Festival de San Sebastián 2018. Leonor quiere marcharse de casa, pero no se atreve a decírselo a su madre. Estrella no quiere que se vaya, pero tampoco es capaz de retenerla a su lado. Madre e hija tendrán que afrontar esa nueva etapa de la vida en la que su mundo en común se tambalea. “VIAJE AL CUARTO DE UNA MADRE” es una película sobre los lazos familiares que constantemente nos unen y nos separan, nos hacen fuertes y a la vez tan frágiles. Una película sobre los apegos y las distancias entre una madre y una hija que emprenden un doble viaje para descubrir lo complejo que es quererse.

    Notas de Prensa: "Pequeña joya indie (...) Lola Dueñas y Anna Castillo consiguen esa magia solo al alcance de los mejores intérpretes (...) Ambas actrices nos guían por Viaje al cuarto de una madre gracias a la inteligente mirada de Celia Rico" ( Cinemanía ) ; "Una delicada maravilla con galones de película española del año. (...) Rico acierta a componer de la mano de dos actrices descomunales un extraño relato muy cerca del calor, el frío, la tempestad y el relámpago." ( El Mundo ) ; "La debutante Celia Rico cumple las expectativas generadas con su detallista y cuidado retrato de la relación materno-filial que representan sus estupendas actrices" ( Cineuropa )

    Notas de la Directora : ( CELIA RICO CLAVELLINO ) "Esta historia surge de una sensación física, como hija que se desprende del nido familiar: el confortable calor con el que las faldas de una mesa-camilla me resguardaban del frío. O me aprisionaban. No era fácil salir de aquel brasero. Podría haberme pasado horas durmiendo la siesta bajo su regazo, cómodamente, mientras la vida transcurría en otra parte, lejos del confort de la casa de mis padres. Ésta es una película íntima, familiar, sobre este paso necesario, aunque no siempre fácil, que se produce en todas las relaciones entre padres e hijos. Los hijos siempre se marchan de casa. Es ley de vida, dice la expresión. Y aún así, no hay ninguna fórmula segura para emprender este viaje "