YO NO SOY MADAME BOVARY - HORARIOS: 16’00 h - IDIOMA : CHINO MANDARÍN
  • Pincha en la imagen para ver el trailer

    Título original: Wo bu shi Pan Jin Lian

    Duración: 128 min.

    Director: Feng Xiaogang

    Reparto: Fan Bingbing, Dong Chengpeng, Fan Wei, Guo Tao, Li Zonghan, Zhang Yi, Liu Hua, Zhang Jiayi, Yu Hewei, Zhao Lixin

    País: China

    Clasificación: PEndiente de calificar

    Género: Comedia dramática

    Idioma original: Chino Mandarín

    Subtítulos: Español

    Premios: Ganadora de la Concha de Oro y la Concha de plata a mejor actriz en el Festival de San Sebastián ; Ganadora Premio de la crítica ( FIPRESCI ) Festival Internacional de Cine de Toronto.

    Sinopsis: Ganadora de la Concha de Oro a Mejor Película en el pasado Festival de San Sebastián. Li Xuelian monta un falso divorcio para obtener un segundo apartamento, pero su marido se vuelve a casar inesperadamente. Después de recurrir al juzgado sin éxito, Li emprende un absurdo periplo de diez años.

    Notas de prensa: "Originales e hipnóticas composiciones visuales para proponer al espectador un juego, por momentos, fascinante. Una fotografía inolvidable." ( El Mundo )

    Notas de Producción: Li Xuelian y su marido Qin Yuhe organizan un falso divorcio para obtener un segundo apartamento. Pero seis meses más tarde, él se volverá a casar con otra mujer. Entonces Li, llena de ira, presenta una demanda que perderá, ya que en su momento cumplieron con todos los procedimientos legales. Además, Qin ahora la acusa de haber sido impura en su noche de bodas. Dies años después, Li emprende un viaje a la capital durante el Congreso Nacional del Pueblo, con el objetivo de completar su absurdo periplo de una década por el hijo que no tuvo. Feng Xiaogang (Aftershock, Personal Tailor) dirige este drama, que está protagonizado por Fan Bingbing (Sacrifice) y Zhang Jiayi (Un toque de violencia).

    Notas del Director: ( FENG XIAOGANG ) “He hecho muchas películas, por lo tanto, no siento presión. Si tuviera que asaltar un banco quizás si la sentiría. Quería rodar con la pantalla en redondo porque es una película muy china y los diversos avatares que atraviesa la protagonista no podrían ocurrir en otro lugar del mundo. Quería recalcar cuán china era esta película. Cuando llegamos a Beijing el formato redondo no encajaba con la estética de la ciudad y los símbolos de poder. Vimos que funcionaba mucho mejor el objetivo cuadrado. Mi película trata de una ficción pero tiene un fuerte vínculo con la vida real ”